Sistema continuo de tintas para impresora

Hace años te comprabas una impresora. Te comprabas un cartucho y hasta la compra del nuevo cartucho podías imprimir. Después los precios de las impresoras bajaron mucho y los precios de los cartuchos subieron mucho. De hecho si te compras la impresora más barata del mercado es muy posible que te cueste lo mismo que una recarga de cartuchos ( uno para cada color).

Como el precio de las tintas era muy alto comenzaron a surgir cartuchos de otras marcas que suplían los altos precios de los originales. Después vinieron los botes de tinta. Te comprabas un bote de tinta por el precio de un cartucho y con él podías imprimir el equiparable a a 10 o 15 cartuchos. Como las empresas fabricantes querían seguir manejando el negocio de la tinta de impresora. Sacaron cartuchos con microchips. Esos microchips detectaban el estado del cartucho y hacían imposible la inyección de tinta del bote o el uso de cartuchos que no fueran de esa marca. También salieron dispositivos capaces de resetear estos chips y poder volver a utilizar tu tinta compatible.

En mi caso, he tenido durante 10 años una impresora de chorro de tinta Epson que salvo el primer cartucho nunca ha vuelto a ver tinta original Epson.

Lo último que ha salido al mercado son los sistemas de inyección contínua de tinta. Llevan microchip y están conectados a depósitos externos de tinta.

No sé cuál será el siguiente movimiento de HP, Epson y Canon pero la próxima impresora que me compre será un láser. En este tipo de impresoras no hay guerra por el control del negocio de la tinta y hay muchos sitios donde te reciclan los tóner.

Por lo pronto puedes adquirir tu sistema contínuo de tinta por unos 10 euros en las tiendas chinas. Eso si, necesito una impresora láser barata y que sea fácilmente recargable. ¿Algún consejo?

Deja un comentario.